fruit-1181730_1920

¿Cómo combatir los nervios durante el embarazo?

Ayer me pasó algo muy curioso. Me llamó una chica a la farmacia, ella vive en Valencia pero había encontrado nuestra página web. Estaba embarazada y me contó que se encontraba muy nerviosa. Antes del embarazo usaba Aromaterapia pero que ahora no sabía si la podía usar, me pidió consejo.
Esto me llevó a hacer esta entrada, porque no es la primera vez que recibo una consulta así.
Tenemos que ir con mucho cuidado con los productos naturales, a veces pensamos que por ser naturales se pueden usar tranquilamente y no siempre es así.
AROMATERAPIA
Aceite Esencial de Mandarina: está indicado para combatir estrés, nerviosismo y trastornos del sueño. Es ideal para la difusión atmosférica. Pero recordad que una difusión correcta son 15 minutos cada hora, no podemos dejar el difusor en marcha tipo ambientador.
Nunca aplicar sobre la piel, es una sustancia irritante.
No usar durante los 3 primeros meses de embarazo.
Aceite Esencial de Lavanda: ya sabéis que es mi aceite talisman porque sirve casi para todo, aliviar el dolor, limpiar y cicatrizar heridas, quemaduras e irritaciones de la piel. Además alivia contracturas musculares y dolores de cabeza. También tiene actividad relajante y ayuda a conciliar el sueño. Se puede usar puro, directamente en la parte interior de las muñecas e inhalar. Se pueden añadir unas gotas a un pañuelo y dejar debajo de la almohada.
No usar durante los 3 primeros meses de embarazo.
INFUSIONESAdemás podemos también recomendar tomar alguna infusión, de manera puntual.- Té Rooibos:  no contiene teina ni cafeína. Además de propiedades relajantes, también tiene propiedades digestivas y evita la retención de líquidos.

-Tila: todo el mundo conoce sus propiedades tranquilizantes. De esta infusión te encuentras de todo por internet, que sí se puede tomar, que no la tomes… Mi recomendación es que no la tomes en una cantidad excesiva, pero si quieres tomar una al día lo puedes hacer tranquilamente.

Y por supuesto, recomiendo practicar alguna actividad relajante tipo yoga, pasear, buscar algún tipo de manualidad (ahora que encuentras libros para colorear para adultos en todas las librerías), en definitiva hacer alguna actividad relajante y encontrar momentos de desconexión.
Si tenéis alguna consulta me podéis mandar un mail o dejar tu consulta en esta entrada.
Y tu qué tal llevas tu embarazo o llevaste tu embarazo, ¿te notas más nerviosa? ¿te cuesta conciliar el sueño?

Leer Más

adult-18604_1920

La bolsa del bebé

Después de la entrada sobre la bolsa de mamá para ir al hospital ahora toca hacer la lista de imprescindibles para el recién nacido, la bolsa para el nuevo miembro de la familia, otra cosa que tenemos que tener preparada para cuando llegue el momento.

En general no necesitaremos mucha cosa, en los hospitales públicos y en algunos privados nos darán la mayoría de cosas (pañales, camiseta para los días de hospital…). 
Pero si te hace ilusión llevar tus cosas preparadas o vas a dar a luz en una clínica privada, ¿qué deberías preparar para el bebé?
Bodies de recién nacido, de algodón. ¿Cuántos? Yo creo que con 5 o 6 es suficiente, teniendo en cuenta que cada vez son más rápidos dando el alta y pronto llegaremos a casita.

Es la prenda estrella del bebé, de la que vas a necesitar más, se la vas a poner debajo de absolutamente todo, en verano y en invierno, de día y de noche.
Los vas a encontrar de tirantes, de manga corta o de manga larga, según la estación del año.
Al principio te recomiendo, si eres una madre primeriza, que los compres cruzados (como en la foto). Ya sabemos que los bebés suelen ser cabezones y puede convertirse en una pesadilla meter la cabecita de tu bebé por el cuello del body 😉
Como que va a ser la prenda que tu bebé va a llevar pegada a su piel que sea siempre de algodón, de buena calidad. 

Gorritos: al principio el bebé pierde mucho calor por la cabeza y conviene que lleven el gorrito, de algodón también, con dos más que suficiente.

– 3 o 4 Pijamas: que sean del tipo ranita, de pies a cuello.

Seguro que la abuela se puede empeñar a vestir a tu bebé con faldones, capas, lazos y ropa de este estilo, tendría que buscar la foto que tengo de mi pobre hijo con 5 días de vida pero nos ha pasado a todas. Pero para el día a día tenemos que ser cómodas, y lo mejor son estos pijamas-ranita, de una pieza, con pies incluidos. 

– Una mantita para cuando nos vayamos a casa.

Se recomienda que la ropa esté lavada en casa, con detergentes para pieles delicadas y sin suavizante, para evitar irritar la piel del bebé.
Gasas: por si regurgitan. En la farmacia podeis comprar gasas 1mx1m. Yo os recomiendo que les deis un agua y ganan suavidad, quedan como un trapito muy suave y no se deshacen.
Pañales, la talla es una de las cosas que nos preocupa, no sabemos lo que va a pesar el bebé. Yo recomiendo talla 1, si en el momento del nacimiento van grandes siempre podéis ir a compra la talla 0 pero si la talla 0 os queda pequeñas que vais a hacer con ellos?
Toallitas húmedas: aunque siempre me ha gustado limpiar a mis hijos con una esponja natural y un poco de agua, al principio, mientras el bebé está hechando el meconio, las toallitas son más prácticas que la esponja y es de las pocas cosas que no me dieron en el hospital.
Y lo más importante ten preparado el maxicosi o sillita de coche, no esperes al día que salgáis del hospital para descubrir como va, intentad montarlo antes de que nazca el bebé porque después no habrá forma, se os va a resistir. Entre las ganas de llegar a casa y que el cinturón tiene que pasar por no se cuantas ranuras os vais a volver locos.
¿ Qué No llevar en la bolsa del bebé?
Chupetes: están desaconsejados hasta que la lactancia materna esté bien establecida, aproximadamente hasta las 6 semanas de vida del bebé.

Manoplas: el tacto es el único sentido que los bebés no han desarrollado dentro de tu barriga. Necesitan tocarte y tocarse a ellos mismos para conocerse. ¿Habéis conocido alguna persona que diga: esta marca es de cuando nací porque me rasguñé con mis uñas? Pues no, son rasguños muy superficiales y no dejan marca.

Colonia ¿para que? Todos los bebés huelen a limpio, no hace falta y así no entorpecemos el sentido del olfato, es la primera vez que te va a oler.

Crema para el culito, en principio, mientras el bebé toma leche no suelen aparecer las dermatitis del pañal, es raro, por lo tanto no la vamos a necesitar hasta la introducción de la alimentación complementaria, que para eso aún nos faltarán 6 meses.

Ya podéis ver que no se trata de una bolsa muy grande, se trata de lo básico para estar en el hospital y poder llegar a casa. Y cuando alguien os pida que necesitáis para el bebé, ya sabéis, todo lo que os he dicho lo haréis servir, sobretodo lo que se trata de neceser de higiene.

Leer Más

la-bolsa-hospital-farmacia-salom

Preparar la maleta para ir al hospital

Después de 9 meses ha llegado el momento de conocer a tu bebé. Aproximadamente 2 meses antes, no exagero, todo el mundo te hará la misma pregunta: 
– Has hecho la bolsa para el hospital? 
Y según que hijo sea la tendrás hecha 4 meses antes, cosas de mama primeriza, pero a partir del 2º te acordarás de prepararla cuando rompas aguas, deprisa y corriendo. Mejor tenerlo previsto. Después de dos hijos y experiencias diferentes os contaré lo que yo pondría en la bolsa del hospital si tuviera un tercer hijo. Lo que encuentro imprescindible para esas 48 horas de ingreso. Hay madres que llegan con verdaderas maletas de viaje, pero también supongo que dependerá de la persona, aunque mejor pensar que cuanto menos llevemos más cómodo será todo. Yo sólo os hablaré de Mis Imprescindibles, de aquí añadís lo que queráis.

– Compresas Postparto GRANDES: en el hospital (o clínica) te las suelen dar normales y los primeros días puedes necesitar más grandes. Los paquetes son pequeños, sólo llevan 10 o 12 compresas y si te sobran seguro que las podrás regalar a alguna amiga que esté a punto de parir. Tranquilas, después del parto no notaras el pantalón, ni nadie 😉 Pero evitaremos mancharnos e ir incómodas.
Compra online
– Analgésicos y antiinflamatorios: Si que es verdad que estás en un hospital o una clínica y que te lo deberían dar allí, pero si no quieres ir persiguiendo a la enfermera para que te de un Paracetamol los puedes llevar en el neceser. Sobre todo si va a ser tu segundo o siguientes partos, los entuertos pueden ser realmente incómodos y con un paracetamol no siempre se sobrellevaran bien. Y puedes encontrarte a alguna enfermera que a las cuatro de la mañana te diga que no te puede dar nada porque hace 5 horas tomaste uno. Literal. Infórmate de que analgésico y antiinflamatorio es compatible con la lactancia materna, pero ya te adelanto que casi todos lo son. Piensa en cual es el tuyo de confianza, y te sentirás mas tranquila, aunque no lo tomes, sabiendo que está en el neceser. Aprovecho para indicaros esta web muy útil, donde puedes consultar que riesgo tienen los medicamentos que puedas tomar durante la lactancia materna.
– Sacaleches: No te lo compres, aún, mejor busca a una amiga que te lo preste. Siempre mejor que antes de hacer esta inversión pruebes uno y vas viendo si te va bien. Si después de instaurada la lactancia quieres comprarlo, desde luego es una gran inversión, a la que darás mucho uso, más si te reincorporas a trabajar cuando termine tu baja maternal. Cuando tienes la subida de leche, si es muy fuerte, puedes necesitarlo para bajar la ingurgitación mamaria. También puede ser que el bebé esté muy adormecido y al principio no quiera mamar, con el sacaleches te puedes extraer leche y dársela con jeringuilla, cucharita o vasito. En los hospitales suele haber, pero es probable que tengas que ponerte a la cola para que te lo dejen.
Compra online

– Enemas pequeñitos tipo Micralax ®: la primera visita al baño después del parto, entre que estás dolorida, algún puntito que puedas tener, que te hayan salido las hemorroides y que estás en un sitio no muy familiar seguro que te cuesta ir al wc.. Fue un buen consejo de la fisioterapeuta que llevó mi primera preparación al parto, tienes que hacer una deposición en el hospital (clínica) porque si se suelta algún puntito o tienes algún problemilla ya estás en el hospital, si te pasa en casa tendrás que salir agobiada. Volvemos a estar en el punto que estamos en el hospital y que te lo tendrían que dar allí pero para no perseguir a la enfermera de turno… Y ya puestos en materia… Despues del parto muchas mujeres tienen una aversión total a ir al baño, y es normal, tranquila, todas lo superamos, y con esta pequeña ayuda, será más fácil. Si has sufrido antes de hemorroides seguro que ya has empleado alguna vez un antihemorroidal, si no las has tenido, es probable que del esfuerzo te haya salido alguna. Y estén realmente inflamadas, seguramente con el antiinflamatorio que tomes, bajaran por si solas, y un poco de frío(compresas con un poco de hielo) será aun mas fácil, pero una crema antihemorroidal en el neceser puede ser de gran ayuda.
– Camisón si o camisón no: Con mi primer hijo de lo cansada y agotada que estaba ni me lo puse, me quedé con la camisa que te dan en el hospital. En cambio de mi segundo hijo, al sentirme mejor, menos cansada y más animada si que me lo puse. Recuerda que el camisón con botones es mas práctico si vas a dar el pecho. Y te hará sentir realmente cómoda si tienes visitas llevar algo tuyo, que hayas elegido tu, que te haga sentir bien, aunque ya te adelanto, estarás guapísima. Tal vez una bata para ponerte encima del camisón hospitalario. Y unas zapatillas, para esos pequeños paseos. ¿Dónde comprar el camisón para el hospital?
Zapatillas, para estar cómoda. Estas zapatillas las encuentro ideales, porque no son como las típicas zapatillas, hasta te puedes ir a casa con ellas puestas, sin que piensen que llevas unas zapatillas de estar por casa. 
Compra online
– Sujetadores/camisetas interior de lactancia: ahora hay unas camisetas interior de lactancia súper cómodas, con sujetador integrado y muy prácticas. ¿Donde comprar sujetadores, camisetas y ropa monísima de lactancia?

Bragas desechables o de las baratas de algodón del Carrefour: en la farmacia tenemos packs de 5 braguitas de papel que te pueden ir súper bien. También otra opción es comprar de las baratas del supermercado, que si las manchas las puedas tirar sin pena porque de verdad que no te va apetecer ni lavarlas. 

Cartilla de embarazo, si esa que te ha ido acompañando a tus visitas con la matrona y el ginecólogo. Será lo primero que te pidan en admisión. 
 – Ten a mano los números de teléfono de Asociaciones de Apoyo a la Lactancia Materna: por desgracia en el hospital (o clínica) no están suficientemente formados para ayudarte en este tema, yo te animo que te grabes los teléfonos de la Asociación más próxima en tu móvil. En esos teléfonos te responderán mamás voluntarias, da igual el día de la semana, solo un poco de prudencia con las horas, recordemos que son mamás y trabajadoras la mayoría. Si surge algún problema o duda con tu lactancia hablar con una mamá que sepa ponerse en tu lugar y conozca a fondo la lactancia te hará sentir mucho mejor. Los teléfonos de ABAM (Associació Balear d’Alletament Matern) son los siguientes:
– 617897175
– 637250508
– 656587657
Estáis pensando que vaya neceser! ¿Sólo eso? Sí. Y con otra muda para ti, para salir del hospital, seguramente lo que llevabas antes de parir te irá enorme. En la siguiente entrada os explicaré lo que necesitarás para el bebé.  
Y recuerda es tu gran día, te sobrará el mundo cuando tengas a tu bebé en brazos, tu maleta pequeña o grande, irá llena, de esperanza, de alegría, emoción y amor. Enhorabuena mamá.

Image and video hosting by TinyPic

Leer Más