act-841501_1920

La ingurgitación mamaria

Comparte esta noticia en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Hoy voy a hablar un tema totalmente diferente a lo que os tengo acostumbrados pero es que el otro día tuve una consulta de lactancia materna en la farmacia y pienso que puede ser interesante tratar el tema.
 ingurgitación
¿Qué es la ingurgitación mamaria?
Se produce por un aumento de la vascularización de los pechos. Se suele producir después de partos prolongados en los que se han administrado líquidos endovenosos a la madre o por un mal inicio de la lactancia materna. Produce mamas calientes, aumentadas de tamaño y endurecidas (pechos de piedra). La mamá siente mucho dolor y la areola está tan tensa y dura que el bebé no se puede agarrar para mamar.
¿Qué debes hacer para aliviar esta situación?
  1. Aplica frío en el pecho, evitando el pezón y la areola. Las hojas de col aplicadas en el pecho disminuyen la inflamación.
  2. Evita aplicar calor en el pecho o aplícalo sólo unos minutos antes de dar el pecho.
  3. Realiza los masajes de presión inversa suavizante antes de amamantar o antes de usar el sacaleches.
Y recuerda…
  • Dar el pecho no duele, si sientes dolor o molestia pide ayuda a una asesora de lactancia materna, a tu matrona o a un grupo de apoyo a la lactancia. Valorarán una toma y verán si el agarre y la postura son correctas.
  • En Baleares puedes encontrar ABAM como grupo de apoyo, formado por mamás y voluntarias. Puedes visitar la web de Abam donde encontrarás todos los datos de contacto
  • abam

 

 Fuente: Alba Padró, asesora de lactancia e IBCLC

4 thoughts on “La ingurgitación mamaria

  1. Yo por ahora he tenido suerte y no he tenido problemas con el pecho, y ya hemos pasado la primera crisis de lactancia. En unas semanas vamos con la segunda, a ver qué tal! Lo que sí que me siento incapaz de sacarme leche, con mi peque genial pero el sacaleches me da grima y soy incapaz de sacar leche.

    1. Oh! Nunca me habían comentado esto, me parece curioso. La verdad es que tenerse que sacar leche es un poco rollo, cansado, pero tienes que pensar que siempre será mejor darle tu propia leche que cualquier leche artificial. De mis dos hijos me he sacado le he hasta que tuvieron un año de vida y del segundo además fui donante de leche, una de las cosas de las que me siento más orgullosa sinceramente. Un beso y ánimos que lo estás haciendo genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *